domingo, abril 16, 2006

11

Llegaron… mala onda…
Meterse con la mina del loco no le hace bien a nadie.
El se sienta, se lleva la fanta con hielos a la boca… escupe los hielos… Por qué el saco de huevas no pidió sin hielos… Supongo que hay que ser muy bacán para escupir los hielos de ese naranja denso. Ella está hermosa.. palida… mojada… un poquito, yo tambien, y mejor ni pienso, ni para llorar después un poco.
El tiene tanta onda escupiendo los hielos, que me está empezando a escocer el alma. Ni modo. Ella rechaza la mayonesa, el le mira y parece nervioso. Ella se va a morir, el también. Lento, camino, la pistola, el café, la mano lentito, para no hacer demasiado escandalo. Me acerco, me acerco, alzo la mano,…

No hay comentarios.: