domingo, abril 16, 2006

5

En movimiento, cada vez más lleno. Evitar los encuentros mano-culo o teta me parece una perdida de tiempo. Pobres tipos, pueden cogerme las tetas sin miedo, eso no es nada, sus manos.. yo… ss manos… yo de nuevo, la carne (mi carne) llama. La fricción es fugáz y poco creativa. Ridicula entre tantos hedores. Pero si ellos insisten…en fin. No creo que vayamos ni un poquito más allá… quién sabe.
De pronto estoy de espaldas a la puerta y las posibilidades de salir y llegar al centro se complican por la lluvia. Ya no quiero llegar. No quiero enterarme de todo lo mojada que puede estár la ciudad.
Plaza grande, me bajo. Deslizarme entre todos (ojalá alguien me agarrara de verdad… eso parece imposible. Manos no educadas).
Afuera. Casi sin ojos. Paraguas diseñados con el unico objetivo de hacer tuertos. Desojar (deshojar) gente.
Quisiera no tener que esperar esta vez.

No hay comentarios.: