domingo, abril 16, 2006

7

Una mirada frente a otra. No es la tuya, una mirada frente a otra, me muerdo los labios, no, no es la tuya… no es la tuya. Sigo las miradas de cerca sin ver las caras. Prefiero decepcionarme al final, no a lo lejos. La esperanza de que llegues no existe… solo espero que llegues.
Una mirada frente a otra y me doy cuenta que todavía ni siquiera se que color de ojos tienes. No importa. Si no llegas no tiene ninguna importancia.
Tal vez empaparme, la lluvia, subirme de nuevo a algun bus atestado… esperar manos un poco más habiles. Quizá… Igual te voy a esperar un poco más.

No hay comentarios.: