domingo, abril 16, 2006

9

Yo soy el otro, ni el ni ellá, yo estoy sentado, esperandoles. Todos los cafés se acaban algun día, y el no debía aparecerse si quería seguir… en qué, no se, pero mejor no con ella. Mi café ya empezó a acelerar mis neurotransmisores. Para nada. Bueno, para bajar el miedo thru, tal vez.
Yo estoy sentado, después de mi mirada, la calle, el lodo.
Nada está bien en enero. La calle está llena de ruido, los autos hacen más ruido con el piso mojado.
Todo revebera y yo me voy desinflando. No hay nadie, ni un numero de teléfono. Yo no imagino quien querría oir mi voz (the boy with a thorn in his side) . No hay drama. Después de mi mirada, la calle.
No vienen. Tanto mejor para ellos.
Un tabaco, ya no fumo pero hoy quiero suicidarme. El intento 12.000. Creo que estoy teniendo éxito. Siempre voy un poco más muerto. Más palido y con ganas de vomitar.
No proyecto nada, no tengo luz, el lodo no me toca ni me ensucia. Estoy transparente y super solo.
Nada está bien en enero.

No hay comentarios.: