domingo, diciembre 21, 2008

niebla...temprano


Frente a mi el gran ventanal. Las nubes corren cerrando mi vista a la montaña que está en frente. Solo va quedando un arbol como elemento verde, todo lo demás es blanco... un blanco gris absoluto, denso, la clase de blanco gris que uno teme un poco cuando vuela y tiene que confiar en el piloto y su atención al radar. Hoy siento un aterrizaje mas... un aterrizaje no forzoso. Hace casi ya dos meses que puedo mirar este panorama, sentir los sapos cantar en las noches (o las ranas?)Sentir el silencio del fin de la ciudad en esta floresta ajena... Mi departamento se ha transformado en casa de campo, ultimamente ya ni me cuestiono donde voy a dormir. Creo que a veces, en este mundo lleno de imagenes que se comparten con todos, via feizbuk o blog o lo que sea, la realidad de uno solo existe cuando uno empieza a tener fotos de los momentos. No se mal entienda lo que digo... la verdad objetiva está ahí para cada uno, los recuerdos se generan, pero hay una dimensión en que solo se existe a travez de la imágen, y peor aun, de la imágen compartida. Y me doy cuenta de que en este espacio, no mio, pero muy propio, empiezo a tener fotos, no tengo ni una sola foto dentro de mi casa... casi no tengo fotos de este año, y si tengo alguna, es totalmente atemporal y deslocalizada... será acaso que mi historia de este año empezó a construirse a finales de octubre? Si y no... pero si me queda bastante claro que casi todo lo que pasó durante el 2008 corresponde mucho mas a la catgoría del simulacro (no por fingido, sino por su cualidad de limbo, de difuso, de carente de un sustento emocional y real suficiente). Ojo... no digo que todo el año me haya pasado en un sinsentido total, igual siempre se han generado cosas, nuevas alianzas, nuevos entendimientos, reencuentros... lo que digo es que, uno no puede ver que tanto o tan poco vale algo hasta que de un golpe se da cuenta que desaparece, y que al desaparecer no ha dejado ninguna huella trascendental, que la vida no fue demasiado mas o demasiado menos durante un tiempo. Que ese acto de compartir no fue completo ni completado, que no llegó a ninguna concresión, y que cuando uno puede ver que pasa y que le sucede a uno cuando ese acto de compartir, vida, imagenes, realidades, es real, solo entonces se puede percibir que uno ha estado de una u otra manera simulando vivir, creyendose un espejismo. En todo caso, sigo sentado frente a esta ventana, en este departamento ajeno y propio, la niebla se está despejando supongo que por el calor y me deja ver de nuevo la montaña de en frente, los árboles y todo lo que le hace a este final de la floresta un mundito levemente mágico, y lentamente, mientras escribo, repaso unas fotos mias que tomó la Paula... unas fotos de la Paula,de este barrio por el que ando mucho ultimamente, y en este silencio, en que ella duerme en la otra habitación, y tengo ganas de correr a calentarme con su piel que seguramente está hirviendo como siempre, me doy cuenta que dormir en camas ajenas, solo es posible en los hoteles. Que toda cama en la que duermes, compartes y eres bienvenido, pasa por no ser ajena... ni un poquito. Me quedo mirando la niebla, la gran ventana, la hamaca, regreso a mi, a mis manos, a esta pantalla... todo se cierra. Dormir un poco mas.

Tengo fotos con la Paula... son lindas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hey hey hey ... un gran abrazoooooo!!!!!!! muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa u un gran beijooooo.

felicesssss Fiestas!!!!!!!

toffe ( caramel =)

El Apestado dijo...

Me alegro, sinceramente y que la coasa siga y siga....

Maite dijo...

¡Que ya se acaba el año y no te he visto primo!

friandise dijo...

hmmm... denzo es el gris.. invade mucho esta cuidad últimamente, no?

pues espero q las cosas cambien pronto, a veces los cambios suelen ser un ´mal necesario´... cuando no estamos preparados, yo q sé... desvarié para variar... ;)

bisous