viernes, febrero 20, 2009

bike04

Mi obsesión por las bicicletas no es tan grande como parece. Simplemente la libertad en frente, la libertad que flota detras de las orejas, sonando con un silbido leve, y la libertad detras, en lo que se recorrió y lo que será un retorno. La velocidad y un poquito de esa sensación de volar.
Hace un poco mas de 6 meses me robaron mi bicicleta. Era mi primera bicicleta de verdad, capaz de llevarme donde quiera con confianza y rapidez. No ha habido objeto en el mundo, que al perderse de una u otra manera, me haya importado tanto. En todo caso... ya conseguí otra... diez veces mejor.. Y lo mejor de todo, es que la voy a armar yo mismo... apenas llegue de Canadá, gracias al acolite de mi padrastro, que va a tener que bancarse la transportada. Solo quiero recorrer nuevas rutas... ojalá caerme muchas veces....


LOCALS - Adam Price from jacob gibbins on Vimeo.

miércoles, febrero 18, 2009

martes, febrero 03, 2009

Bjorn Borg-todo se destroza/uio-2009



Pocas veces da ganas de escuchar un disco una y otra vez, de convertirlo en un leitmotiv del día… durante algunos días, pero parece que ese es el caso con este debut de la banda quiteña BJORN BORG. Definitivamente un sindrome metabólico y cardíaco, un disco que tiene garra y pegada, introduciendo el término “garage rock” por estos lares. Hecho para saltar en cualquier antro o para escuchar atentamente las letras lúcidas y poco obvias de Jorge Izquierdo, letrista principal y ex vocalista de Bjorn Borg. Una banda que emociona en vivo y que sabe llevar esto al estudio agregandole claridad, con una base ritmica de lujo, guitarras fuertes, simples y oportunas, voces bien aprovechadas, pero sobre todo con buenas canciónes, que se alejan del hype y lo desechable.
Producido y mezclado por Dean Baltulonis, productor gringo traído ad-hoc, que deja sentir su mano positivamente en este disco que suena amplio y maduro, a pesar de la corta edad de la banda.
Suban el volumen porque de aquí saldrán algunos clasicos contemporaneos (ojo con “sindrome de uppsala”, “perro”, “mermelada”) esperemos que no solo locales.
Poquisimos puntos bajos en este disco, lo que pone la vara alta a la escena alternativa nacional.

Escuchenla en www.myspace.com/biornborg

Beck-Modern Guilt


Beck nos ha acostumbrado a esperar que cada disco sea una vuelta de tuerca a su virtuosismo como re inventor de algunas definiciones de lo que es la música popular bien hecha, y este no es la excepción, además supera con creces lo esperado. Una noctambula producción en tándem con Danger Mouse (Gnars Barkley), incorpora sonoridades hip-funk a riffs gruesos y rockeros, sumando atmosferas de una sicodelia correctamente dosificada, llevando este disco a una exploración poco rebuscada pero sumamente gratificante. Solo queda decir que Beck lo hizo de nuevo, uno de sus mejores discos en esta década, y eso es mucho decir.

The Cure- 4:13 Dream



Desde hace algunos años parecería que los Cure están tratando de reencontrar sus raíces, pero desde el Wish (1992), no puede decirse que hayan hecho un disco que realmente funcione. Las ideas nuevas no cuadran y las antiguas empiezan a volverse auto plagios mal logrados. Y no es que sus discos post 80-90 sean malos, lo que pasa es que los anteriores tenían tanta intensidad y nivel comparado con los más recientes, que ellos mismos han caído en la trampa de tratar aferrarse a lo que lograron antes. Este disco sin embargo tiene algunos temas memorables (underneath the stars, sirensong), y podría decirse que está en un punto medio entre el Disintegration y el Wish, bien producido, con esa voz inconfundible muy bien trabajada. En fin, The Cure todavía tiene algo de su magia, pero ya es momento de pensar en otras cosas.

Guns´n Roses-Chinese Democracy-08



Hablar de este disco siempre puede herir susceptibilidades. Axl Rose es un ser autoindulgente en lo musical, lo demostró en los Illusions y no cabe duda de que Chinese Democracy después de 14 años de producción es una muestra de esta particular visión de la música. El disco tiene sus momentos, cómo no, instantes realmente melancólicos y temas hard rock como antes se hacían. Pero aparte de esto, es un monstruo gigante, frio y sobre producido, las guitarras no aportan la emoción de la formación anterior (Slash-Stradlin) sino parecen ejercicios técnicos, o arpegiadores automáticos. Un disco con ese costo y ese tiempo para hacerlo debería ser bastante mejor, pero simplemente es bueno.