miércoles, septiembre 23, 2009

motozen en ambato


Estoy conciente de que la imagen de la tele vieja con el logo y el papel tapiz es casi casi un cliché, sin embargo fue inevitable. Es como ir a la india y no tomarle una foto al Taj Mahal, o a la torre Eiffel en París. Hay cosas que uno simplemente tiene la obligación de hacer.

Dentro de ese ritual de las obligaciónes, estaba el de ir a tocar fuera de quito. Es verdad que Motozen ya había estado en GYE, y que aparentemente además fue bastante exitoso, pero el punto es que las bandas tienen etapas y etapas, y en esos momentos, tanto yo, como Motozen estabamos en una especie de etapa parentesis.

El regreso de Motozen a las tablas en su conformación original se dió en el festival de la música de ambato, y lo disfrutamos muchisimo.

No voy a reseñar punto a punto lo que sucedió, porque no tiene la trascendencia de un Quito Fest ni nada que se le parezca, pero si voy a narrar un poco de los sucesos de forma bastante suscinta.

Sabado 19 de septiembre 7 de la mañana:
Taxi a toda velocidad despues de la comprobación de que los pedales, adaptadores, herramientas, instrumento, ropa, libro para entretenerse en el viaje, estén donde deben estar.
Encuentro con Ignacio y Alejandro. El otro Alejandro (baterista) fue por su cuenta, ya que no quería dejar sola a la Fernanda que tuvo un inconveniente.

Llegan las otras bandas (Entre Cenizas, Humanzee, Guerrilla Clika, muscaria) y comienza el trip. No mucho que decir. Intentos de dormir todo el viaje.

El hotel estaba ok, descubrimos que ambato tiene las tiendas mas surtidas del país, detalle a tomar en cuenta para cualquier turista al que se le haya olvidado llevar el gatorade de uva en polvo, o bizcochos con forma de girafa.

Almuerzo, descanso, vestirse ad-hoc para tocar, y al parque donde iba a ser el asunto.

Poca gente en un inicio. Humanzee que tocaban al principio, sufrieron ese problema, sin embargo le pusieron onda, y pudimos disfrutar de su show, que es muy bueno. Buen electro con harta energía y el famoso mono.

Después tocaron los Entre Cenizas, que segun me contaron sus miembros, hacen "harcore-metal-melodico". Eso no me consta ya que soy ignorante en esos géneros pero lo que si puedo decir es que es una banda de alta calidad y potencia. Sonaron enormes y extremadamente energicos en escena. Su música tenía la peculiaridad de tener mucho sentido a pesar de su género.

Se supone que nosotros tocabamos inmediatamente, pero por alguna razón nos cambiaron el orden, lo que nos favorecio bastante por la llegada del público y por tocar en esa hora mágica que es entre las 5 y 30 y las 7 de la noche. Esa hora en que el cielo se transforma y el animo cambia a una especie de melancolía eufórica. Las luces empiezan a hacer su efecto sobre la manera de percibir la realidad.

Calentamos, nos reunimos para hacer esa charla antes de salir a la cancha, tan propia de músicos, futbolistas y enfin, de todos los que hacen algo en equipo, y subimos a escena. Todo estaba casi listo y armado gracias a la diligencia de nuestros amigos de Humanzee, que nos estaban devolviendo el favor, por lo que hubo 0 stress.

Tocamos, el sonido de monitoreo estaba bien, Entre Supercan y Juan Pablo Rivas se batieron para tener todo correcto. Ninguna queja al respecto.

El público respondió increiblemente, aplausos, coreo de canciones, palmas siguiendo el ritmo, interes desmedido por nuestras camisetas.... enfin, todo inesperado para ser una ciudad en la que nunca nos habían escuchado, y para ser una banda que casi un año estuvo en un perfil super bajo.
Se sintió bien esa reacción del público y nos llenó de energía. Cuando pidieron otra de manera contundente, sentí que habíamos cumplido, que nos habíamos cumplido.

Ya se que es un festival pequeño, que porbablemente no había mas de 2000 o 2500 personas, pero aun así eso me animó intensamente.

Despues tocó La guerrilla Clika, Muscaria y La Rocola Bacalao. No voy a reseñar esto, porque todos les conocemos bastante. Solo diré que los observé desde un montecito bastante empinado desde el que se domina ambato, y que la conjunción de banda en vivo, al frente, y atras, en las canchas, gente haciendo malabares y monociclo, jugando basket y montando bici, con el cielo celeste casi azul, fue un coctel alucinante.

Despues regreso al hotel, busqueda de una fiesta inexistente. Deliciosas y baratas hamburguesas, cuando de repente el Ignacio me dice: ¿no es hoy tu cumpleaños? y yo.. simon, caigo en cuenta, 20 de septiembre, mi cumple. De los mejores que he tenido creo.

Al día siguiente, ultimo contácto con la organización, la que estuvo impecable, no porque no hubo inconvenientes, si no porque estuvieron con toda la voluntad y buena onda para resolver todo. Ese tipo de gente hace las cosas de manera seria y bien, porque creen en sus proyectos. Despues, el regreso. Helados de Salcedo. Descanso intenso...

2 comentarios:

Autómata dijo...

Excelente, y 2000 o 2500 personas x mi ciudad Gye se lo considera algo ya GRANDE, justo el otro día charlaba con un pana sobre qué bandas nos gustaría ver de nuevo: Motozen (y un par más de por acá).

saludos

Minmey dijo...

Ojalá podamos ir a ese festival sambo rendon.. ya nos empezaron a decir que había problemas... tocariamos mas en GYE si supieramos donde y con quien hablar....